Registro  

   

Menú de usuario  

   
   

 

Oportunidad perdida por el Ciencias para escalar puestos y situarse en la zona media de la tabla. Los hipos volvieron a realizar un partido pésimo, fallos en las decisiones, en los placajes, en la técnica... Se puede dar gracias al punto sacado, por lo menos esta vez se tuvo la efectividad de conseguir anotar cada vez que se pisaba terreno verdiblanco.
 
 

 

El Ciencias cayó merecidamente ante el líder que demostró sobre el campo la razón de que sea el favorito de la categoría. Sólo necesito la primera parte el Tatami para lograr el bonus ofensivo y dejar el partido prácticamente sentenciado. El dominio fue total tanto territorial como de posesión del oval. Una y otra vez el Tatami encontraba superioridad numérica tras dos o tres fases, con sólo cambiar la orientación del juego conseguían atacar con mucho peligro. Las veces que la defensa del Ciencias conseguía presionar ordenadamente a la línea del Tatami, ésta superaba la presión con globos por encima de la defensa y que la segunda cortina de los hipos no era capaz de frenar. Al descanso se llegó con el resultado de 0-31.
 

 

El Ciencias volvió a mostrar su peor versión ante el Estudiantes. Nuevamente la indisciplina táctica y los fallos técnicos que costaron infinidad de golpes de castigo lastraron severamente el juego del equipo. El grupo encara después de esta derrota dos semanas sin competición que deben servir para trabajar duro en los entrenamientos para corregir errores de cara al partido ante el Tatami, el líder de la competición.
 

 

El Ciencias encaraba con optimismo este cuarto partido de liga tras la considerable mejora de juego del último partido. El sol aún muy bajo y el viento racheado hacían prever un partido comlicado para ambos equipos. El Ciencias eligió jugar la primera parte con el sol de espaldas lo que provocó varios errores en la recepción de patadas del Tecnidex.

 

El Ciencias se impuso en la mañana del domingo 28-18 ante el Universidad de Alicante. El grupo mostró una gran mejora tanto colectiva como individualmente acompañados por el acierto con el pie.
 
Zaguero al ataque
 

   

Colaboran:  

   
© Ciencias Rugby Club